Reclamar Seguro de Vida

Cómo cobrar el seguro de vida por fallecimiento: plazos de reclamación y consideraciones a tener en cuenta

Por distintas razones, no todos los beneficiarios de un seguro de vida saben que lo son. Otros, aun sabiéndolo, no saben hasta cuándo puede solicitar la indemnización tras el fallecimiento de la persona asegurada. Ahora te explicamos qué plazo hay para reclamar un seguro de vida y qué hay que hacer para saber si eres o no beneficiario de alguna póliza de este tipo.

Qué hacer para saber si eres beneficiario de un seguro de vida

No todas las personas beneficiarias de un seguro de Vida saben que lo son, por lo que existe el riesgo de quedarse sin la prestación económica del mismo. Para evitar que estas pólizas, u otras con cobertura de fallecimiento, quedaran sin cobrar, el Ministerio de Justicia creó en el año 2007 un fichero de seguros que en unos días puede corroborarlo.

Los beneficiarios de un Seguro de Vida suelen ser conscientes de que lo son, pero para las situaciones en las que no lo saben o no tienen la certeza es posible acudir al registro a corroborarlo (en el caso de que se esté tramitando una herencia puede hacerlo el propio notario o un abogado). De este modo, dirigiéndose al organismo, cualquiera puede averiguar si un allegado fallecido disponía de un seguro de Vida o Accidentes en vigor.

El acceso a la información puede realizarse transcurridos 15 días hábiles desde la fecha de defunción de la persona respecto a la que va a hacerse la consulta (nunca antes del fallecimiento) y hasta 5 años después del suceso (siempre y cuando las prestaciones no sean satisfechas antes).

Registro de seguro de vida

El denominado Registro de contratos de seguro de cobertura de fallecimiento, tiene carácter público y permite a los usuarios saber en pocos días si están en derecho de recibir una indemnización por la pérdida de un familiar o allegado. Para su funcionamiento y actualización las aseguradoras están obligadas por ley a remitir los datos de los contratos suscritos identificando a la persona asegurada, los datos de la entidad y el contrato de seguro suscrito.

Se encuentra regulado por la Ley 20/2005 y el Real Decreto 398/2007 y pretende «satisfacer una demanda social que venía revelándose hace tiempo», según la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP).

Debido a que además de los seguros de Vida hay otros que pueden incluir garantía de fallecimiento, es importante aclarar que este registro no sólo recoge la información de los que disponen de una póliza de ese tipo concreto, sino de todos que cubren la perdida de la vida, por lo que también se incluyen los seguros de Accidentes.

Cobro del seguro de vida por fallecimiento

Impuestos al cobrar un seguro de vida

Los beneficiarios del Seguro de Vida deben hacerse cargo del pago de los impuestos correspondientes al recibir esta indemnización.

Los beneficiarios deberán asumir el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, a no ser que el tomador y el beneficiario sean la misma persona (conyuges casados en gananciales por ejemplo, cuya póliza cubriera a los dos), en cuyo caso tributará esta cantidad por el Impuesto de la Renta de Personas Físicas (IRPF).

Es decir, la persona que recibe la indemnización por el fallecimiento del asegurado tiene que sumar esta cantidad al valor de los bienes y derechos que le correspondan como parte de la herencia del fallecido a la hora de hacer la liquidación del impuesto de sucesiones.

Plazo para reclamar un seguro de vida

Cuando ocurre un fallecimiento de una persona que tenía un Seguro de Vida contratado el plazo estipulado para comunicárselo a la compañía aseguradora es de 7 días, tal y como apunta el artículo 16 de la Ley 50/1980 de 8 de octubre de Contrato de Seguro:

“El tomador del seguro o el asegurado o el beneficiario deberán comunicar al asegurador el acaecimiento del siniestro dentro del plazo máximo de siete días de haberlo conocido, salvo que se haya fijado en la póliza un plazo más amplio. En caso de incumplimiento, el asegurador podrá reclamar los daños y perjuicios causados por la falta de declaración. Este efecto no se producirá si se prueba que el asegurador ha tenido conocimiento del siniestro por otro medio. El tomador del seguro o el asegurado deberá, además, dar al asegurador toda clase de informaciones sobre las circunstancias y consecuencias del siniestro. En caso de violación de este deber, la pérdida del derecho a la indemnización sólo se producirá en el supuesto de que hubiese concurrido dolo o culpa grave”.

Aún así, con todos los trámites que hay que llevar a cabo cuando fallece un familiar, es más que probable que se superen estos 7 días. Además, antes de realizar la reclamación del seguro de vida, si no sabemos si la persona fallecida tenía con seguro de vida contratado, hay que comprobar si el fallecido tenía un seguro de este tipo, y en el caso de que lo tuviera, también identificar quienes son los beneficiarios del mismo, ya que son los que deberán realizar la reclamación a la compañía aseguradora.

Por eso, según el artículo 23 de la Ley de Contrato de Seguro, el plazo de prescripción para reclamar un seguro de vida asciende a 5 años desde el siniestro, siempre y cuando no exista dolo o mala fe.

Por lo tanto, el plazo real para que el beneficiario de un seguro de vida reclame a la compañía aseguradora es 7 días en general, pero de hasta 5 años si no existe dolo o mala fe.

Plazo para cobrar un seguro de vida

Qué hacer si hemos excedido el plazo de notificación

¿Qué debes presentar al seguro para cobrar como beneficiario?